Espacio central 3

Learning through Pinocchio’s Library

YAC junto a la fundación Collodi organizaron un concurso que tuvo lugar entre Septiembre y Diciembre de 2017 . El objetivo del concurso era la ideación de una biblioteca en la pequeña villa de Collodi, villa natal del creador de Pinocchio. Sentieri Arquitectos participó con la propuesta: Learning through Pinocchio’s Library.

Pinocho vive entre el bien y el mal, entre lo que un niño responsable debe hacer y lo que un niño travieso desea hacer. Está en una continua dualidad. La continua dualidad del ser humano entre el bien y el mal. Y la continua dualidad de la arquitectura: sol y sombra, transparente y opaco, tectónico y esterotómico, ligero y pesado, vidrio y cerámica

¿Cuál es la casa para custodiar las fábulas más importantes del mundo? ¿Cómo definir un espacio a medida del niño para que descubra las posibilidades del espacio?

Estas son las preguntas que Pinocchio Children´s Library plantea, incitándonos a volver al horizonte de la fábula y el cuento. Solamente volviendo a ser niños, siendo Pinocho, podemos volver a descubrir la sensación de asombro y fantasía necesaria para el proyecto de un lugar estimulante, construido para jugar y divertirse pero sobre todo para crecer y aprender. Y ese mundo es el que el proyecto ha querido reflejar: el mundo de lo racional frente al mundo sensorial, el mundo de lo real frente al de los sueños, de lo que parece ser a lo que es, lo ligero frente a lo pesado, la opacidad frente a la transparencia. Porque la realidad es interpretable y los niños deben aprender a descubrirla, a sentirla.

Por ello la biblioteca de Pinocho quiere hacer que el niño descubra el mundo desde esa perspectiva, llegando a través de un parque con elementos ligeros, transparentes, que dejan ver, que parecen evidentes, para qué al aproximarse, descubra un mundo enterrado, con patios y linternas que le permita soñar.

Los volúmenes construidos emergen como linternas independientes, transparentes, que dejan ver a través de sus cerramientos acristalados lo que ocurre a través de ellos. Es el mundo de lo evidente, de la transparencia y de lo tectónico. Nuestra intención es la de mantener la sensación de encontrarnos en un parque. Siguiendo este idea de dualidades, el resto del programa se entierra para generar el mundo de los sueños, de lo opaco y lo estereotómico.

El mundo de los niños es el del descubrimiento. El mundo de la planta superior es el mundo del parque: lo conocido, del juego,  y el de la parte enterrada es la biblioteca: lo desconocido, como los libros que nos descubren otras realidades.