Escuela infantil Jardín de Llubí

El proyecto de la escoleta se plantea como una operación urbana, entendiendo que la escoleta es una oportunidad para mejorar el espacio público de la población.

El nuevo edifico se rodea de vegetación y se extiende por la parcela bajo una cubierta vegetal, un espacio protegido dentro de un jardín con miradas cruzadas en muchas direcciones
El edificio se adapta a la topografía de la parcela generando una zona de jardín en desnivel en el jardín donde los niños pueden jugar por terraplenes.

Partiendo de un análisis del programa se orgaiza la escoleta con una gradación de lo más público hacia lo más privado, entendiendo que lo más privado son las aulas de 0-1 años y de 1-2 años que se pueden vincular a un espacio intermedio como espacio de relación. En la parte central quedan las dos aulas para niños de 2-3 años relacionados más directamente con el espacio central y con la posibilidad de conectar las aulas y obtener un espacio de mayor dimensión. La propuesta plantea que el espacio podría determinar los tiempos y las actividades a través de ritmos y costumbres, relaciones, acontecimientos, historias y que podría inspirar un uso diverso de estas salas, dedicándose el aula de 0-1 años a descanso o lectura, el aula de 1-2 a manipulación de material de pequeño formato y juegos de mesa y las aulas de 2-3 a plástica y juegos más dinámicos.

Más próximo a la calle se sitúa el pequeño volumen para la administración y el aula de actividades múltiples para que esta pueda ser utilizada como sala de reuniones para padres o para pequeñas representaciones o funciones escolares.

Así pues, en el jardín de Llubí propone una escoleta que contemple los siguientes aspectos:
-flexibilidad: es fácil transformar el espacio con los paneles-mueble de cierre permiten que el niño descubra, encuentre y manipule el espacio.
-diversidad: la escuela es un jardín de los habitantes de LLubí, ofrece un espacio público -identidad: la escuela con ayuda de la comunidad deberá simbolizar y personalizar los espacios con objetos cotidianos y propios
-participación/comunidad: el jardín se deja sin definir, será un proyecto colectivo donde los niños puedan experimentar.
-descubrimiento: distintas texturas, colores y sonidos que enriquezcan las vivencias sensoriales de los niños.

Año
20017
Promotor
Ayuntamiento de Llubí
Localización
Llubí. Mallorca.
Arquitecto
Carla Sentieri 
Colaboradores
Alba Cariñena, Lucas Vidal
Fotografías
Alba Cariñena, Lucas Vidal